Xu Lizhi | Trabajo golondrina y vuelo poético

El último día del mes de septiembre, cuando debía celebrar su cumpleaños número veinticuatro, Xu Lizhi saltó por la ventana de su dormitorio residencial en la empresa Foxconn.

Xu Lizhi, xu lizhi poetry, xu lizhi poesía,xu lizhi chinese,许立志,許立志,Сюй Личжи, ज़ू लिज़ी कविताएं,

Por: Sharon Antar y Juan Manuel Talarico

Foxconn es un enclave fabril gigantesco, alberga una fuerza laboral de más de un millón de trabajadores que se dedican a fabricar, entre otros bienes informáticos, los populares I-phones.

ÍNDICE
Foxconn
China
Xu Lizhi
Estilo
Poemas
Audio-Poemas
Documental

Cabe recordar que, desde la devolución de Hong-Kong por parte del imperio Británico, China se ha convertido en una economía bipolar: comunista y/o capitalista. La reinserción de la  isla de Hong-Kong precipitó una serie de medidas pro-capitalistas y una mayor apertura de China hacia la economía global, que le valió una serie de crecimientos económicos descomunales. Sin embargo este crecimiento acumulado no ha alcanzado aún para garantizar el desarrollo y modernización integral de la vida socio-económica china. 

El PC-Chino alentó, desde entonces,  la radicación de inversiones extranjeras para solventar su programa de desarrollo y modernización a largo plazo. El rígido sistema político Chino mantiene a la población sumamente controlada y disciplinada. Ofrece, así, al inversor extranjero acceso a su mano de obra barata y a un mercado interno infinito. El gran capital multinacional encuentra en china lo que siempre buscó la avidez empresarial, desde los comienzos de la era mercantil: aprovechar condiciones de producción pre-capitalistas para maximizar los márgenes de ganancia. Las inversiones robustecen la economía China y, a su vez, el resultado de la producción que se vuelca por los mares hacia todas las costas de la aldea global le ha servido a China para tonificar los músculos de sus brazos comerciales, acaso, las armas más eficaces que posee el gigante asiático para disputarle a EEUU la hegemonía global, en esta nueva especie de guerra fría que se vislumbra.

Foxconn es una de esas tantas multinacionales que se instaló en China para sacar provecho de los beneficios del modelo "Made in China", precisamente en Shenzhen, en la frontera entre Hong Kong y el continente. Hace unas décadas, era un tranquilo pueblo de pescadores. Ahora es una cordillera de rascacielos luminosos.

En 2010, una serie de suicidios posó la atención internacional sobre la empresa Foxconn,  que es el mayor empleador privado de China. Desde entonces, Foxconn afirma que se ha esforzado por mejorar  las condiciones de trabajo y los dormitorios. Sin embargo, ha habido 18 intentos de suicidio de empleados de Foxconn en los últimos cinco años.

Xu Lizhi  había nacido en una aldea en las cercanías de Dongliao, provincia de Guangdong.  A pesar de sus orígenes rurales, su infancia  fue relativamente alegre. Fracasó en la escuela y se mantuvo a flote con pequeños trabajos.

En 2010 con 20 años de edad decidió mudarse a la gran ciudad de Shenzhen, donde trabajó duro como operario en Foxconn.  Xu Lizhi era uno más de los tantos jóvenes que migraron desde las zonas rurales remotas de China para conseguir un mejor destino bajo las luces de una gran ciudad industriosa. 

Pero las condiciones de trabajo en estas fábricas que las corporaciones multinacionales montan en China son paupérrimas. No es fácil escapar del tedio y el stress que genera el estilo de vida alienante que impone el ritmo de la producción, en condiciones de trabajo miserables y con salarios insuficientes.

Además de un trabajador superexplotado, Xu era poeta sublime.  En sus versos resuena el eco desgarrador de las voces alienadas de los trabajadores migrantes Chinos, sometidos a una existencia frustrada y repleta de aburrimiento bajo el influjo ensordecedor de la línea de montaje.

Estos migrantes no solo trabajan en condiciones infrahumanas, sino que además viven alejados de sus familias en pequeñas habitaciones alquiladas. 

Al respecto Xu escribió en 2013:

Cada vez que abro la ventana o la puerta de mimbre
Parezco un hombre muerto
Empujo lentamente la tapa de un ataúd para abrirla.

También Xu tuvo que vivir casi como un esclavo en un pequeño departamento. A pesar de  estas circunstancias adversas se las ingeniaba para ser un  ávido lector. Entre sus lecturas contaban autores chinos y no chinos, como Li Bai, Du Fu, Shakespeare, Baudelaire, Faulkner, Rabindranath Tagore, Rilke, Adonis. Amaba los libros. Visitaba frecuentemente una librería muy grande en Shenzhen y aspiró a ser bibliotecario en Foxconn varias veces. 

Sus pares en la fábrica lo consideraban un ser tímido y muy sensible. Las letras de Lizhi son muy melancólicas y oscuras. En sus versos habla de las inquietudes, necesidades y temores que viven los trabajadores migrantes que trabajan bajo la opresión de un sistema productivo voraz. Muchos de sus versos relacionan los engranajes de la producción con los órganos del cuerpo humano. Hierro, sangre y muerte son los temas principales en sus poemas.

Lizhi, además, ha trabajado como ensayista y crítico de cine. Mantuvo su propio blog en el que publicó muchas de sus obras.  Los primeros escritos de Xu  son descripciones de la vida en la cadena de montaje. En  “Taller, mi juventud quedó varada aquí” dice Lizhi sobre DAGONGZHE- Centro para los trabajadores emigrantes de Shenzhen- :

Al lado de la línea de montaje, decenas de miles de trabajadores se alinean como palabras en una página ¡Más rápido, apúrate!’
De pie entre ellos, escucho ladrar al supervisor “. Sentía que “Una vez que has entrado en el taller
La única opción es la sumisión”, y que su juventud se estaba escapando fríamente, por lo que solo podía “Ver cómo se muele día y noche
Prensado, pulido, moldeado
En pocas facturas miserables, los llamados salarios.

A Xu Lizhi le resultó difícil adaptarse a este ritmo de vida. En otro poema, se describió a sí mismo en la línea de montaje: 

De pie como hierro, manos como vuelo(…)
¿Cuántos días, cuántas noches
Me quedé de pie, así como así, dormido? (…)
Corriendo por mis venas, llegando finalmente a la punta de mi pluma
Echando raíces en el papel
Estas palabras solo pueden ser leídas por el corazón de los trabajadores migrantes.

Tuvo varios esfuerzos fallidos para conseguir un trabajo relacionado con su pasión por los libros. Intentó montar un puesto callejero con un amigo, pero fracasó. También intentó trasladarse de la línea de montaje a un puesto de logística, donde tendría más libertad.  

Más tarde  Xu dejó su trabajo en Foxconn y se mudó a Suzhou, Jiangsu. Pero no le fue bien y rompió relación con su novia por lo que medio año después, regresó a Shenzhen. 

La primera solicitud de trabajo que presentó a su regreso a Shenzhen  fue para el Central Book Mall (Librería que adoraba). Su sueño era convertirse en bibliotecario. 

Desafortunadamente, no consiguió el trabajo y fue una gran decepción. Dos años antes, Xu había solicitado un puesto como bibliotecario en la biblioteca interna de Foxconn para empleados, en respuesta a una convocatoria de solicitudes, y Xu también había sido rechazado en ese momento.  

Xu se estaba quedando sin dinero, así que luego de estas decepciones regresó  al trabajo en la línea de montaje de Foxconn, en el mismo taller donde había trabajado antes.

El 30 de Septiembre de 2014, día en que cumplía veinticuatro años no resistió más y se suicidó, arrojándose desde un ventanal de la habitación que ocupaba en Foxconn. Antes escribió su último poema:

Quiero tocar el cielo, sentir ese azul tan claro
Pero no puedo hacer nada de esto, así que me voy de este mundo
Todos los que han oído hablar de mí
No deberían sorprenderse de que me vaya
Menos aún si suspiras o lloras
estaba bien cuando vine, y bien cuando me fui.
Xu Lizhi, 30 de Septiembre de 2014.

Zhou Qizao un amigo de Xu, tras su muerte, escribió un poema: 

Otro tornillo se afloja
Otro hermano trabajador migrante salta.

 

POEMAS DE XU LIZHI  

ME QUEDO DORMIDO — ASÍ- DE PIE
El papel ante mis ojos se vuelve amarillo
Con un bolígrafo de acero lo cincelé en negro desigual
Lleno de palabras de trabajo
Taller, línea de montaje, máquina, tarjeta de trabajo, horas extras, salarios…
Me han entrenado para ser dócil
No sé gritar, ni rebelarme
Cómo quejarme o denunciar
Solo cómo sufrir agotamiento en silencio
La primera vez que puse un pie en este lugar
solo esperaba ese recibo de pago gris el diez de cada mes
para concederme un poco de consuelo tardío
Para esto tuve que pulir mis esquinas, pulir mis palabras
Negarme a faltar al trabajo, negarme a la licencia por enfermedad, negarme a la licencia por motivos privados
Negarme a llegar tarde, negarme a irme temprano
Junto a la línea de montaje me paré derecho como hierro, manos como vuelo,
Cuántos días, cuántas noches
¿Me quedé dormido -así- de pie?
- 20 de agosto de 2011.
UN TORNILLO CAYÓ AL SUELO
Un tornillo cayó al suelo
en esta noche oscura de horas extras
Hundido verticalmente en un ligero tintineo
No atraerá la atención de nadie
Como la última vez
en una noche como ésta
cuando alguien cayó al suelo.
ME TRAGUÉ UNA LUNA HECHA DE HIERO
Me tragué una luna hecha de hierro
Se refieren a ella como un clavo
Me tragué estas aguas residuales industriales, estos documentos de desempleo
Los jóvenes encorvados ante las máquinas mueren antes de tiempo
Me tragué el ajetreo y la indigencia
Puentes peatonales tragados, vida cubierta de óxido
Ya no puedo tragar  más nada
Todo lo que he tragado ahora sale a borbotones de mi garganta
Desplegando en la tierra de mis ancestros
en un poema vergonzoso.
- 19 de diciembre de 2013.
EL ÚLTIMO CEMENTERIO
Incluso la máquina se está quedando dormida
talleres sellados almacenan hierro enfermo
Salarios ocultos detrás de cortinas
Como el amor que los trabajadores jóvenes entierran en el fondo de sus corazones
sin tiempo para expresarse, la emoción se convierte en polvo
Tienen estómagos forjados de hierro
Lleno de ácido espeso, sulfúrico y nítrico
La industria captura sus lágrimas antes de que tengan la oportunidad de caer
El tiempo pasa, sus cabezas perdidas en la niebla
La producción pesa sobre su edad, el dolor trabaja horas extras día y noche
En sus vidas, el mareo antes de su tiempo está latente
La plantilla fuerza la piel a pelarse
Y mientras está en eso, placas en una capa de aleación de aluminio
Algunos todavía aguantan, mientras que otros son llevados por la enfermedad
Estoy dormitando entre ellos, custodiando
el último cementerio de nuestra juventud.
- 21 de diciembre de 2011.
HABITACIÓN ALQUILADA
Un espacio de diez metros cuadrados
Estrecho y húmedo, sin luz solar durante todo el año
Aquí como, duermo, cago y pienso
toso, tengo dolores de cabeza, envejezco, enfermo pero aun así no muero
Bajo la tenue luz amarilla de nuevo miro fijamente, riéndome como un idiota
Camino de un lado a otro, cantando suavemente, leyendo, escribiendo poemas
Cada vez que abro la ventana o la puerta de mimbre
Parezco un hombre muerto
empujando lentamente para abrir la tapa de un ataúd.- 
2 de diciembre de 2013.

AUDIO-POEMAS DE XU LIZHI  

DOCUMENTAL SOBRE  XU LIZHI  

* Versión libre en español de los poemas de Xu Lizhi traducidos al inglés por: https://libcom.org/blog/nao

Xu Lizhi | Trabajo golondrina y vuelo poético  Xu Lizhi | Trabajo golondrina y vuelo poético Reviewed by Puro Verso on 10/04/2020 Rating: 5

No hay comentarios.:

También te puede interesar:

Con tecnología de Blogger.